Organizaciones

Las organizaciones firmantes, y otras que amenazadas por la dictadura se ven obligadas a omitir sus nombres, aúnan sus esfuerzos en el compromiso común de enfrentar el estado de negación y la política estatal de desinformación. Es fundamental que el conocimiento y la difusión sobre los hechos sean registrados para la historia de la sociedad y para que las personas cuyos derechos han sido vulnerados puedan exigir su cumplimiento, sanar sus heridas y contribuir a prevenir situaciones similares en el futuro.

Durante ocho meses, hemos construido de manera participativa, articulada y coordinada un Informe de la Verdad que tiene como objetivo comprobar la masividad y sistematicidad que caracteriza a los crímenes de lesa humanidad, de terrorismo de Estado y la situación de impunidad en Nicaragua. Buscamos reforzar la lucha contra la impunidad y renovar el compromiso por la libertad, la justicia, los derechos humanos y la democracia. Asimismo, buscamos el reconocimiento de la obligación internacional de responsabilidad sobre las graves violaciones a los derechos humanos, como garantía de no repetición, aspirando a generar procesos de memoria, verdad, justicia, reparación y retorno a la democracia.

Acción Penal

Articulación de Movimientos Sociales (AMS)

Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH)

Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN)

Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más (Nicaragua Nunca +)

Comité Familiares Presos y Presas de Nicaragua

Grupo de Reflexión de Excarcelados Políticos (GREX)

Iniciativa Nicaragüense de Defensoras de Derechos Humanos (IND)

Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM)

Nicaragüenses en el Mundo (NEEM)

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN)

Popol Na

Unidad Defensa Jurídica (UDJ)

Unidad de Registro (UDR)

Unión de Presos y Presas Políticos Nicaragüenses (UPPN)

La lucha por avanzar en los procesos de investigación y sanción de los responsables de los crímenes cometidos a lo largo de estos tres años, bajo la protección de la imprescriptibilidad de los delitos y la imposibilidad de ser pasibles de amnistías, seguirá siendo un eje central en el camino hacia la reconstrucción democrática de nuestro país. En este camino de resistencia y lucha constante por un país comprometido con la garantía de los derechos humanos, el resguardo de la paz, la justicia y la democracia, realizamos las siguientes demandas sociales: 1) la transformación democrática de nuestras instituciones públicas, promoviendo poderes independientes e imparciales en cada una de las funciones que ocupan y cuyo principal objetivo sea la garantía de los derechos humanos de todo el pueblo nicaragüense; 2) la garantía de la libertad de expresión, de asociación y de pensamiento; 3) la protección del derecho al trabajo de todas las personas que en el marco de esta crisis se han visto afectadas, así como el derecho a la educación; y 4) la protección especial de grupos en situación de vulnerabilidad particularmente impactados por el accionar violento y represivo del Gobierno.